Pilotos del mundial de MOTO GP como Valentino Rossi, Marc Márquez o Jorge Lorenzo son referente para la inmensa mayoría de pilotos de motociclismo de Velocidad de todo el mundo.

El éxito que acumulan, el apoyo de las mejores marcas, el reconocimiento social y su carisma los convierten en verdaderos embajadores a nivel mundial de su deporte, pero a la vez, transmiten una imagen errónea a los niños, jóvenes y no tan jóvenes de los valores que han posibilitado que hayan podido alcanzar el éxito deportivo del que disfrutan.

Esto conlleva una consecuencias para todos estos deportistas en fase de formación que quieren emular a sus ídolos.

Algunas de estas consecuencias son:

1.INADECAUDA FORMACIÓN DE BASE

Con la proliferación continua de escuelas y entrenadores sin formación para trabajar con niños, permitiendo que toda el aprendizaje se centre en ese tiempo y espacio, dejamos de lado la formación multidisciplinar del niño, que requiere de otros estímulos sociales, deportivos y educacionales para conseguir construir una personalidad fuerte que permita asumir en el futuro todos los retos a los que se debe enfrentar en su vida (deportivos y no deportivos)

Los mejores pilotos que conozco, lo son por la formación que han recibido tanto dentro como fuera de la pista, lo que ha hecho que tengan una personalidad y carácter diferentes al resto. Esto es sin duda lo que los hace especiales, y les ofrece mas posibilidades de éxito que el resto.

2.ENTORNO TÓXICO

Las relaciones sociales (familia y amigos) son la piedra angular para el desarrollo de cualquier niño, más aún si hablamos de pilotos de motociclismo. Que estos sean capaces de transmitir valores, potenciar sus habilidades, ofrecerles los recursos necesarios (ni más ni menos), y forjar una actitud que les diferencie del resto por su manera de vivir el día a día, marcará la diferencia en el futuro.

Todo el entorno se convierte en un ESPEJO gigante donde los niños se ven reflejados. Copian todo aquello que ven y escuchan, sin diferenciar si es positivo o no para su futuro. Es por esto, lo importante de que su entorno sea consciente de ello, y le ofrezca al ambiente perfecto para potenciar y no limitar su crecimiento.

3.MALA UTILIZACIÓN DE LOS RECURSOS DISPONIBLES

Veo continuamente como los padres, en categorías de formación, apuestan ciegamente por ofrecer a sus hijos el mejor material disponible, creyendo sin dudarlo, que sus hijos van a llegar a ser profesionales del motociclismo, y  por ello, esas inversiones en material, moto, equipo, están perfectamente  justificadas.

Se olvidan de que la falta de valores como el respeto, la humildad, la autoexigencia, valorar todo aquello que se tiene, la autocrítica, son los que construyen al verdadero piloto, y que el disponer de mejor material que el resto, consigue en la mayoría de los casos, el efecto contrario.

Se convierten en pilotos egoístas (dentro y fuera de la pista), con altos niveles de frustración, baja capacidad para solucionar problemas y esto va provocando con el paso del tiempo, una notable perdida de confianza que es el inicio de problemas mucho más importantes que ganar o no carreras de motociclismo.

4.FALTA ASESORAMIENTO PROFESIONAL

¿Sabéis qué formación tienen las personas que están formando a vuestros hijos? ¿Creéis que ser amante de este deporte o haber sido piloto confiere las habilidades necesarias para educarlos?

Igual que cuando tenemos problemas referentes a nuestra salud, acudimos al médico, o problemas legales, acudimos a una abogado, no ocurre lo mismo cuando existen estos problemas en nuestro deporte.

Pasa un poco como en el mundo del futbol, en el que cualquiera está capacitado para opinar, y existen “millones de entrenadores por todo el territorio español” que lo harían mejor que aquel que se ha formado y tiene la experiencia para ello.

Cuando no se consiguen los objetivos esperados, en lugar de acudir a profesionales que nos orienten y tracen un plan para alcanzar el camino deseado, la mayoría de veces, la solución es invertir más en material, cambiando de moto, de equipo, o dedicando más horas a entrenar con la moto, como si esto fuera la respuesta a la situación.

España es un país referente en formación y experiencia en cuanto a la formación de pilotos de motociclismo, con éxito contrastado durante muchísimos años.

Es importante que dejar trabajar a los profesionales y confiar en su trabajo, y sobre todo recurrir a VERDADEROS profesionales con formación para ello.

5.EXCESIVA ATENCIÓN SOBRE EL PILOTO

En gran parte de los casos que conozco, el hijo/a piloto, es el verdadero favorecido de la familia. En él/ella se centran todos los esfuerzos en tiempo, dinero y atención de la familia, dejando de lado a los otros miembros de la familia, con lo que estamos generando un VERDADERO problema a largo plazo.

Esto además de los problemas que genera en el núcleo familiar, esta forjando una personalidad egocéntrica, falta de empatía hacia los demás, y que va minando poco a poco el potencial del piloto, ya que impide tener una visión clara de la realidad, con las consecuencias que esto implica para nuestro deporte.

Aquí empiezan a nacer los pilotos que se auto engañan, las familias que ciegamente hacen más de lo que pueden, y los numerosísimos casos de pilotos que vagan por los diferentes campeonatos sin pena ni gloria. Cuidado con tratar de manera diferente a tu hijo/a del resto de la familia, por ser piloto de motociclismo, porque con el tiempo se volverá en contra de aquello que se pretendía conseguir.

6.DESCONFIANZA EN EL EQUIPO

Todas las temporadas observo las mismas situaciones, pilotos y entorno que desconfían del equipo con el que trabajan.

Las consecuencias que esto provoca, a menudo menospreciadas por el entorno, acaban por echar a perder los esfuerzos realizados meses atrás. Todos podéis estar en mayor o menor medida de acuerdo con el trabajo del equipo, pero jamás debe sobrepasar la línea en la que todo resultado negativo es culpa del equipo, y todo positivo responsabilidad del piloto.

El piloto y el entorno deben ser capaces siempre de aportar el máximo para que el clima de trabajo y de confianza sean perfectos, y que esa confianza sea correspondida por parte del equipo. Cuando la atención se centra en como lo hacen los demás (equipo), en lugar de cómo lo hacemos nosotros (piloto/entorno), sabemos cual va ser seguro el resultado final.

7.FALTA DE AUTOEXIGENCIA

A medida que se van cumpliendo etapas de los pilotos crecen y maduran, el nivel al que se enfrentan es mayor, y cada vez hay menos opciones de llegar a ser el mejor, por ello la preparación integral del piloto (técnica,física,táctica y mental) es mayor y más exigente. Es en este punto donde se ve a los pilotos con capacidades para llegar a la élite y los que disponen sólo de talento, y como consecuencia, dificultad para alcanzar sus objetivos.

Es por esto, la importancia de la AUTOEXIGENCIA, para aprender a obtener siempre su mejor versión , cada minuto, cada hora, cada día, y sólo así garantizar el éxito (no sólo en el deporte, sino  en la vida).

Este hábito tan importante de la AUTOEXIGENCIA se transmite y enseña desde la infancia, de manera que se transforme en una ACTITUD  que garantizará un desarrollo pleno del piloto.

8.AUSENCIA DE OBJETIVOS (personales y deportivos)

¿Qué ocurre si dejamos a un velero sin tripulación en mitad del mar? Pues que se dirigirá donde el viento y las corrientes lo lleven. Pues así es un piloto sin objetivos, perdido y sin rumbo.

Aprender a trabajar por objetivos debería ser una asignatura obligatoria en toda la etapa formativa (infantil, primaria, secundaria, ESO, Bachillerato).

Es lo que permite que día a día el trabajo realizado tenga una dirección y una motivación concreta, algo que en la actualidad, brilla por su ausencia en la mayoría de los pilotos en etapas formativas.

El piloto debe ser capaz de formular sus objetivos, tenerlos presentes en el día a día, e ir alcanzando las metas que le permitan finalmente llegar al final del camino: la consecución de los objetivos propuestos.

Lo que diferencia a los deportistas de éxito del resto, es su gran habilidad para definir objetivos y trabajar día a día con determinación para alcanzarlos.

Sin objetivos, es IMPOSIBLE llegar a donde queremos.

9.EXCESO DE CONFIANZA EN SUS PROPIAS HABILIDADES

Cuando un piloto está excesivamente confiado, deja de prestar atención a los factores o circunstancias que pueden hacerle mejorar y crecer como piloto, es por esto que su evolución y aprendizaje se detiene mientras que esa actitud persiste.

Relacionado con la búsqueda de la AUTOEXIGENCIA, deja de prestar atención a él mismo y centra su atención fuera, por lo que damos ventaja al resto de pilotos, para que nos alcancen o nos superen.

10.BÚSQUEDA CONTINUA DE EXCUSAS

Cuando un piloto pone excusas ante resultados, es una señal de alerta para él mismo y para su entorno.

SIEMPRE se debe enfocar la atención en aquello que se puede mejorar , para continuar con la búsqueda de la EXCELENCIA y así poder convertirse en un piloto campeón como Marc Márquez o Valentino Rossi.

La excusas son derrotas en si mismas, debilitan al que las pronuncia y limitan enormemente su potencial y su crecimiento, así que cada vez que se escuche una, se ha de hacer ver la realidad al piloto, y centrar la atención en aquello que si se puede cambiar y que depende 100% de él.